La rapera-cumbiera-punkrocker Sara Hebe es una voz necesaria de nuestra música, canta sus vivencias y denuncia todo lo que la irrita. Entre vivir para tocar y tocar para vivir, con el interrogante a cuestas sobre si sirve para algo o no cantar sus verdades. Al menos sabe que debe sacarlo, gritarlo, rapearlo y también bailarlo y para que en esa vibración nos encontremos y podamos exorcizar algo de tanta mierda.

“voy a buscar, en algún lugar de mi está la libertad

y cuando la encuentre la voy a encerrar

tengo un arma simbólica pa disparar, la voy a usar

Somos una minoría, contra la gran mayoría…”

El juego de la luna

Nos encontramos en una esquina de Buenos Aires. Diluviaba y quisimos entrar a Army, el primer café que nos topamos que pudiera servir de refugio para entrevistarla, pero Sara nos dijo que mejor otro lugar, que ese era muy tumultuoso –y también paquete- y nos invitó a seguirla. Sin dudarlo, confiamos en su criterio y avanzamos junto a ella un par de cuadras. Las gotas de lluvia ya no molestaban, Sara Hebe nos indicó una nueva locación y entramos a una chocolatería un poco kitsch de nombre impronunciable.

Primero hablamos de las novedades: toca en el Teatro Opera de nuestra ciudad, para presentar su último trabajo Colectivo Vacio y se estren en exclusiva el videoclip de su tema Los Golpes, en el que actúan Charo López, Mirta Bogdasarian, los Hermanos Guggiari,  Norman Briski y su hija Catalina Briski. Además el show contará con la presencia de Asterisco como invitado. Tocar es una de las cosas que la hacen feliz aunque reconoce que algunas muestras de fanatismo desaforado la incomodan.

“Viajar me hace feliz, estar en la playa, en un paraíso. Pero también me hace feliz cuando los policías que están encausados van en cana, con lo difícil que es meter presos a los policías. Por ejemplo, el caso de Maxi Almonacid, el chico que fue detenido, violado y torturado hace tres años en la Comisaría segunda de Trelew y se hizo un juicio y quedó todo medio en la nada y ahora en este momento están en un segundo juicio y me haría feliz que fueran en cana. Me haría feliz hacer otro disco, me hace feliz tocar, cuando suena bien, esas cosas”.

sara

Sara comenzó a componer de manera autodidacta por el 2007, creaba letras y melodías con pistas que encontraba en internet. En su último trabajo sumó a otros músicos para la grabación del disco y para las presentaciones en vivo.

-¿Qué implicó contar con una banda?

-Una banda enriquece mucho el sonido, la puesta, cada persona suma su onda y su instrumento. Empecé sola tocando con pistas, después se sumaron dos amigas en coros, después cambiaron y fueron otras dos amigas, después se sumó Ramiro Jota tocando el bajo y después agregó el sampler en vivo y la guitarra y ahora sumamos a Eduardo Morote (Sr. Tomate, Shaman y los pilares de la creación) a tocar la batería, entonces ahora cuando toco sin ellos es diferente, porque a veces sigo yendo a sola a tocar con las pistas y me copa igual, pero cuando se puede prefiero tocar con banda.

Colectivo Vacío

“El último disco lo hicimos con Ramiro, y en los anteriores decidía todo yo, quizás el próximo material vuelva a hacerlo con varios productores y productoras y retornar al proyecto solista. Este último, en cambio, fue mano a mano con Ramiro porque estuvimos los dos en la mezcla, los dos compartiendo gastos, todas las instrumentales son de ramiro, excepto la de Por Favor que la hizo Mariano Costa.”

El sucesor de Colectivo Vacío implica un desafío para Sara Hebe porque confiesa que le cuesta encontrar una forma sistemática para trabajar en la creación. “Me cuesta organizarme, no me organizo, siempre después de un disco siento que no sé qué voy a hacer y ahora no quiero que pasen dos años entre disco y disco, me encantaría sacar un disco a mediados del año que viene. No es que escribo bocha, a veces no se qué más decir, me empieza a parecer como medio al pedo todo, decir cualquier cosa… “

-¿Y generalmente qué es lo que te moviliza para escribir?

-Me gusta escribir sobre lo que va pasando, no tengo una respuesta como “me inspira la desigualdad”, más bien son casos puntuales como lo de Gascón 123 (que dio origen a la letra de Asado de Fa) y la situación de desalojo fue algo de lo que me dieron ganas de hablar porque me conmovió, lo de Kevin Molina de Zavaleta también, otras cosas que me pasan a mí, momentos, lo de Vaca Muerta en Neuquén me movilizó para escribir Patria de Patrullas, el mundo me inspira, cosas que escucho.

¿Y qué música escuchás cotidianamente y cuánto influye eso en la elección de las bases de tus temas?

Musicalmente puedo escuchar cualquier cosa, puedo disfrutar mucho los hits de Rihanna y Beyonce o incluso valoro mucho el silencio. Me gusta siempre escuchar al Pity, Extremoduro, Maga Kali, me gusta lo de Asterisco. Escucho pucho punk, Loquero, Flema, entonces imagínate lo que genera mezclar Rihanna y Loquero. Igualmente en las bases también tiene mucho que ver Ramiro, tiene que ver cada músico que me acompaña en el proceso, me gusta elegir de muchas instrumentales que me van pasando amigas y amigos productores. Vas negociando por ejemplo en Patria de Patrullas la base que hizo Ramiro está genial y yo quería que meta ese momento donde se vuelve más punk y lo quería extender hasta el final y Rama me convenció de volver al hip hop, es decir, con el otro vas construyendo algo que queda bueno.

 Si no sos feminista sos machista

“Me parece que es importante ser feminista y me parece que es importante que se entienda que el feminismo no es lo mismo que el machismo, o sea parece una pelotudez, pero la mayoría de la población piensa que es lo mismo y es un grave error en un concepto básico, creo que es importante hacer entender que el feminismo es un humanismo y una teoría sobre los derechos humanos y que hay que construirla y que hace poco tiempo está en ebullición y que el hecho de que ahora se hable más es producto de la lucha de un montón de pensadoras y de mujeres.

Hay que ser feministas y para mí es un poco nuevo y muchas chicas de mi edad, a las más jóvenes les pasa menos, pero en mi generación todavía tienen posicionamientos re machistas y no se lo cuestionan mucho. El Feminismo es un movimiento por los derechos de personas que están siendo masacradas todos los días por ser mujeres. Yo también caigo en estereotipos de la construcción capitalista de mujer y machista, pero trato avanzar de a poco.”

La novedad este año es que se estrena una serie llamada Marginal, producida por Sebastián Ortega que contará con un tema suyo como cortina. “Sale en la segunda semana de mayo, es un tema que armé exclusivamente para la serie, y el pedido me sorprendió gratamente. O sea yo no trabajo para ninguna editorial o sello discrográfica, que por lo general son ellos a quienes llaman de los canales y les piden qué tienen de tal onda. Surgió de una iniciativa de Sebastián Ortega, porque su hermana Julieta se había copado con lo que yo hacía y entonces me escribió para hacer el tema de la novela y me pasó el libro y yo convoqué a Ramiro y Flor Linyera de Kumbia Queers  y quedé re contenta con cómo quedó.”

-¿Cuál  es tu por qué de la creación artística?

-Lo que hago lo hago porque es lo que más me gusta hacer, pero también me parece que la música es una herramienta para participar, para acompañar luchas, para visibilizar cosas  y para comunicar, es un medio de comunicación. También es una herramienta de transformación cuando se mete más en los lugares a transmitir la experiencia y a enseñar a los más chicos y a los jóvenes que cualquiera puede hacerlo, que puede usar ese medio de comunicación, enseñar que hay que meterse, trabajar y hacerlo para tener esa voz. Igual me parece que cada uno canta y dice lo que quiere, hay expresiones artísticas más políticas y más relacionadas con lo social y otras que no, que se dedican a otros temas y cada uno elige qué producir.

Para escuchar sus producciones: Sarahebebandcamp.com

Nota publicada originalmente en Revista El Pasajero nº97