“del dios-feliz-prisión…el dios Barbazul de esta prisión”
“La acción se desarrolla en una época legendaria y en un castillo fantástico”

 

Judith vibrando por las fiebres del amor se arrastra hacia el Castillo donde habita el enorme Barbazul que ha preparado para ella un juego de llaves. Cada una abre una habitación del castillo de su amado. La primera de ellas es una cámara de tortura: son los tormentos de Barbazul, la segunda contiene armas: representan la lucha diaria por la vida. En otra aparece un jardín resplandeciente, sin embargo, mirada de cerca se ve que la tierra está impregnada de sangre. En la sexta puerta hay un lago de plata: allí, están depositadas las lágrimas de Barbazul, sus tristezas. Judith debe resolver si se quedara allí después de conocer todos los rincones velados de su amado…

Así como Barba Azul en la ópera de Béla Bártok, Sueño Real despliega cada una de sus diez canciones como habitaciones en las que habitan los secretos de Shaman y sus pilares de la creación. La Sed es la primera canción. Se acerca su voz grave como tormenta, advierte “despiértate, nos acercamos al final, el perro ha muerto, ya no hay más de comer”. Su oscuridad suena a urbanidad arrasada, la vuelta a cero, al estado natural, despojados.

Suenio_Real-Shaman_y_los_pilares_de_la_creacion-1440x1440px-

 

En Sueño Real, el segundo track, la tormenta continúa, pero hay optimismo: “Todo lo que soñé es real”, la voz se suaviza, la batería acompaña, el cielo empieza a despejarse. En Sonríe, canta Santiago Motorizado, que vaya que sabe de huracanes y muertos. Ahora entre la distorsión se distinguen sonidos acústicos. Hay esperanza. “Dentro del cofre hay oro y en el corazón, amor”.

Continúa el despliegue de canciones-llaves-habitaciones y en Urdampilleta se percibe la intromisión de los hermanos La Banca (Nunca fui a un parque de diversiones) el calipso, el candombe, la alegría, los cortes descolocados también. Descansemos, celebremos con amigos “algo seguro que va a pasar”.

Lobo, aún puede sorprenderte este disco/castillo. Te devora, una pesadilla en tonos menores. Psicodelia. En una de las últimas habitaciones propone volver a la niñez, la nostalgia acompañada por el poder de la voz de Sara Hebe en El niño viejo en la vereda: “va quedando solo se ha muerto su gente”. En Todo el tiempo se recuperan los sonidos del norte argentino, la dulzura a través de la voz de Marina Fages. Se cierra con una especie de jugar a la ronda. Las nubes siguen ahí.

Barbazúl/ Shaman se despide con Gracias por tanto. Proyectémonos al espacio.

Barbazúl: “¡Hermosa, muy hermosa, radiante, has sido la más bella de todas mis mujeres, la más hermosa!”
(Se miran fijamente, Judith sucumbe bajo el peso del manto, con la cabeza colgando se retira despacio siguiendo la estela del rayo de luz y desaparece por la séptima puerta que se cierra tras ellas)
Desde ahora todo será sombra y oscuridad…sombra… sombra…(La silueta de Barbazul se desvanece en la penumbra)

El Castillo de Barbazul. Ópera en un acto de Béla Bártok (1881-1945)

Shaman y Los Pilares de La Creacion


El tercer disco de Shaman y los pilares de la creación: Sueño Real se lanza el 10 de septiembre y se presenta el sábado 19 en Caras y Caretas (Sarmiento 2037), CABA. Este nuevo material fue producido por Ernesto “Neto” García, ingeniero de grabación y productor artístico de Julieta Venegas y Natalia Lafourcade. El disco fue grabado en Estudios ION, Estudio De la jungla y La siesta del Fauno y fue editado por Concepto Cero.
Luego de varios años y varios discos de Shaman y los Hombres en Llamas, en 2012 Shaman Herrera desarrolla un nuevo proyecto musical: Shaman y los pilares de la creación junto a Eduardo Morote, Alejandro Bertora y Adrían Conti. Sueño Real sucede a Los Pilares de la Creación y Quimera, este último se trata de la Banda de Sonido del largometraje platense Arriba quemando el sol, producido por Más Ruido.

RESEÑA PUBLICADA ORIGINALMENTE EN REVISTA EL PASAJERO Nº94

http://revistaelpasajero.com.ar/