Ella es de Nueva Yersey y visitó la Argentina. Sin hacer mucho ruido previo, el sábado 13 de junio, se presentó con su banda en Niceto Club (CABA). Cuando se prendieron las luces del escenario su voz de textura aterciopelada, pero a la vez grave y contundente, reclamaba en la primera canción “I need you to be afraid of nothing” (necesito que no le tengas miedo a nada). Y así, el público fue invitado a comenzar el recorrido por su historia/trayectoria musical.

Sharon Van Etten vino a presentar su último trabajo Are we there, pero también se permitió recordar los temas de aquel lejano Epic (2010), que solo contaba con su voz desgarrada y una guitarra. Ahora la acompañan un bajista, un baterista, un guitarrista, y Heather Woods Broderick, tecladista y vocalista.

Sharon y Heather, al frente del escenario, en extremos opuestos proyectaban sus voces al aire, allí se conjuraban, abrazaban, envolvían. Ellas, a medida que pasaba el concierto estaban más cerca, se podían percibir una junto a la otra, o no. Cada una seguía en su lugar, sin embargo, construían una voz dual, una equidistancia de hastío, resignación, fuerza, queja, reclamo, amor, caricia moldeada a la perfección.

Si no la escucharon todavía, es una chica que canta del amor, tan simple y tan complejo como eso.

(Publicado originalmente en Revista El Pasajero nº93)

http://revistaelpasajero.com.ar/

sharon en niceto