¿Qué es ese imán particular de Él mató a un policía motorizado?, y le encontraba explicaciones vagas como “esa reminiscencia a Lou Reed que no está tan lograda en ninguna otra banda” o “captan un sonido inglés y de todos modos, también es un sonido de acá”. También las letras sin dudas -algo a destacar-, pero bueno gente que hace buenas letras, por suerte hay muchas; sin embargo, hay algo especial, algo único de esta banda que te abraza y no te suelta más.

Y llegó una respuesta que me conforma mucho más y que tiene que ver con el tempo de viaje que contienen sus canciones, es o más rápido o más lento pero es de viaje, viaje sobre ruedas, sobre ruedas que se perciben: como andar en bici o en tren o moto. Y eso a los venti-treintañeros nos interpela directamente, porque nos hallamos en ese ritmo y con esa nostalgia o esperanza (depende si sos veinti o trieinta añero) de vivir una road movie. Y de la road movie al menos ya tenemos la banda de sonido que sin duda es El mató a un policía motorizado.

 Se me ocurría esto mientras pedaleaba y cuando armé una síntesis de esto en mi cabeza, se me paró una mariposa en la nariz. Entonces retomé el pedaleo, aceleré al ritmo de Mujeres Bellas y Fuertes para llegar a casa más rápido y escribírselos.